$14.900$51.900

Por ahí por el 2016 algunas cafeterías pioneras de Arica en el café de especialidad tuvieron la oportunidad de importar algunos cafés de Villarrica para servir a sus clientes. Antes de que Arcaico existiera, Daniel tuvo el agrado de disfrutar unos espressos muy dulces frente al a Catedral San Marcos que quedaron en su mente hasta el día de hoy. Es por eso que apenas vimos un lote de Waldemar Marín fue una compra instantánea.

Hoy queremos compartir con ustedes un gran lote producido para nuestros amigos de 3841, quienes nos han vendido un par de sacos de esta joyita que nos recuerda mucho a los primeros cafés de especialidad que pudimos probar en Arica.

De un aroma duce como a panela, acidez cítrica como el pomelo y un final levemente especiado es una recomendación segura para filtrados.

SKU: N/D Categoría: